Prestigioso coloquio para la revista Santiago

Like

El aniversario 45 de Santiago, publicación de la Universidad de Oriente (UO), se acentuó este martes ante la celebración de un Coloquio prestigiado con la presencia de Nils Castro Herrera, intelectual panameño que ejerció como fundador y primer director de la revista.

Durante el encuentro, las intervenciones de los panelistas rememoraron los pasajes vinculados con el origen de estas páginas. Así, el “viaje” hasta los convulsos primeros tiempos remarcó los esfuerzos realizados para que la revista viera la luz en diciembre de 1970.

En su intervención, Castro agradeció el cálido apoyo brindado en aquellos momentos por las autoridades universitarias, el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, el Instituto Cubano del Libro y la empresa de Correos de Cuba, que jamás faltó a su compromiso de distribuir las tiradas, nacional e internacionalmente, sin cobro de impuestos.

El académico panameño resaltó, además, los esfuerzos de la comunidad universitaria para corregir reveses en esos procesos. Evocó el trabajo voluntario de estudiantes y profesores en momentos en que se requirió el traslado de bultos de papel, la gestión de materiales y el apoyo mancomunado ante situaciones de emergencia.

“La revista Santiago fue uno de los logros de la última epata de mi permanencia en Oriente. Permanecí en este territorio 12 años. Primero estuve tiempo creando y después dirigiendo la Escuela de Letras, y lo que forjamos en esa escuela hizo posible producir la fuerza e iniciativa humana capaz de generar lo que luego produjimos en Extensión Universitaria; de lo cual, entonces, uno de los frutos fue la revista”, agregó Castro.

Desde su fundación, la publicación de la Casa de Altos Estudios tuvo retos muy importantes, como lidiar con los momentos inmediatos a la zafra del 70, en medio de un periodo de rectificación de errores. No obstante, materializó y consolidó sus propósitos de abrir a los estudiantes de avanzada, recién egresados y profesores de la UO, la oportunidad de publicar en un órgano que no fuera local, sino que tuviera un nivel o alcance nacional y con proyección latinoamericana.

Otro de los panelistas, el profesor Omar Guzmán, aportó elementos que caracterizan la faceta competente a la existencia virtual de Santiago:

“Somos pioneros en el país entre las revistas indexadas en bases de datos de avanzada, y en el uso del Open Journal System. En tal sentido, hemos logrado una gran visibilidad y podemos decir que la versión digital siempre ha estado actualizada. Obviamente, el prestigio anterior de las ediciones impresas ayudó a que los usuarios, en cualquier parte del mundo, la buscaran y accedieran a la misma a través de la Web; esto denota el estrecho vínculo existente entre las distintas etapa de su desarrollo”.

Todas esas razones se erigieron como motivo suficiente para compartir o celebrar, en el Coloquio, los concretos aportes que, vinculados con el crecimiento espiritual de sus actores, posee la revista. Al concluir el mismo, despuntó una emotiva atmósfera donde convergieron los diálogos en la intensidad de las emociones. Así, Nils Castro comentó:

“Para mí el encuentro ha sido muy significativo, porque si bien estuve un par de veces en Santiago en ocasiones anteriores, las mismas fueron organizadas bajo otras circunstancias. Este viaje es especial, porque he venido por iniciativa o invitación y como huésped de la Universidad de Oriente; y hoy, cuando muchos de los que fueron mis compañeros ya no están aquí, el recorrido me traslada a una etapa anterior de nuestras vidas, realmente significativa”.

Fotografías de Rovier Mesa Rodríguez

coloquiosantiago

Memorias y retos poblaron indistintamente las intervenciones de los participantes en el Coloquio

nilscastro

El intelectual panameño Nils Castro prestigió el Coloquio 45 Años de la Revista Santiago

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.