Vacúnate contra la mala ortografía con este libro cubano

Like
1

El 31 de marzo de 1959, pocos meses después del triunfo revolucionario, se creó la Imprenta Nacional de Cuba. Como recordatorio de tan importante hecho cultural, desde 1981 celebramos el Día del Libro Cubano. A propósito de esta conmemoración, hoy les presentamos la obra Vacuna ortográfica VAL-CUBA, publicada por la Editorial Pueblo y Educación.

Esta metodología para prevenir y erradicar las faltas de ortografía no es nueva, pues su primera edición data de 1995. La más reciente, la de 2017, fue enriquecida con el objetivo de descubrir cuáles son las palabras más comunes de los niños de segundo a sexto grados, así como los principales errores ortográficos cometidos en esas edades.

Los libros son obras de muchas manos; sin embargo, detrás de cada uno siempre está el genio creador de sus autores, que, en este caso, se esconde tras los nombres del Dr. Vitelio Ruiz Hernández y de la Lic. Eloína Miyares Bermúdez, dos de los más grandes estudiosos que ha tenido la variante cubana de la lengua.

En el primer capítulo de esta obra, sus escritores explican que el problema de las faltas de ortografía no solo es palpable en la enseñanza primaria ni siquiera es un fenómeno propio de la enseñanza media, pues llega hasta las universidades (y un poco más, ¿verdad?).

La sigla VAL-CUBA (V = vacuna, A = anti, L = lapsogramas), usada metafóricamente, a partir de una terminología lingüístico-médica, sirve de nombre a esta vacuna contra el síndrome lapsogramático (llamado mal ortográfico).

El próximo acápite del libro nos presenta la Metodología VAL-CUBA: una propuesta para la enseñanza científica de la Ortografía, creada a partir del procesamiento de 5873 composiciones escritas, correspondientes a cinco grados (2.º a 6.º), estudio que arrojó un total general de 13 458 lapsogramas.

Asimismo, los capítulos tres y cuatro muestran los principios científicos que sustentan dicha propuesta, así como la estrategia para aplicar la vacuna ortográfica: un examen diagnóstico, de comprobación…, según las particularidades de cada año escolar.

Como colofón del libro, se ofrece una visión sobre los concursos de ortografía, los factores de riesgo en la enseñanza de esta materia transversal, un resumen de una experiencia radial difusora de dicho método y dos corpus que agrupan las series de vocablos de los cinco grados.

Precisamente, de estos corpus y de nuestra experiencia en el tema, les compartimos algunas palabras que, sin importar la edad, debemos prestar atención al escribirlas y pronunciarlas.

5 palabras que quizás escribas o pronuncies mal

1. carácter

Cuando carácter significa ‘conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar con las demás’, la mayoría sabe que se trata de una palabra llana terminada en erre y, por lo tanto, debe llevar tilde en la a.

Sin embargo, cuando carácter alude al ‘signo de escritura o de imprenta’, es frecuente escuchar una pronunciación impropia de este término: Me sobra un carácter en el tuit. Aquí lo apropiado sería decir [karákter], no ⊗[karaktér]. También conviene insistir en que su plural es caracteres [karaktéres] y no ⊗[karákteres].

2. cónyuge

A una ‘persona unida a otra en matrimonio’ se le llama cónyuge. Como nos recuerda el Libro de estilo de la lengua española, la pronunciación de este término es [kónyuje], no ⊗[kónyuge]; por tanto, no es correcta la grafía ⊗cónyugue.

3. estadio

Aquí quizás muchos se pregunten por qué una palabra «tan fácil» aparece en este listado. Cuando estadio alude al ‘recinto con grandes dimensiones con graderías para los espectadores, destinado a competiciones deportivas’, no hay problema alguno al escribir y pronunciar dicho término.

Sin embargo, cuando estadio equivale a ‘período o fase de un proceso’, como en las oraciones Las negociaciones se encuentran en un estadio muy inicial y La enfermedad se encuentra en un estadio avanzado, es frecuente escuchar una pronunciación inadecuada (⊗[estadío]), en lugar de [estádio].

4. guion

Aunque en muchas presentaciones de programas televisivos aún observemos el término guion con tilde, desde el año 2010, la nueva Ortografía de la lengua española indica que dicho sustantivo es, a efectos de acentuación gráfica, un monosílabo y, por tanto, no debe llevar tilde. Lo mismo sucede con los sustantivos truhan, ion, muon, prion, Sion, Ruan…, los cuales deben escribirse obligatoriamente sin acento gráfico.

5. quiso

La forma verbal quiso (del verbo querer), de la tercera (o 2.ª) persona del indicativo, tiempo pretérito, debe escribirse con ese; por tanto, no es apropiada la forma ⊗quizo, grafía que, probablemente, escriban con zeta por analogíacon el adverbio quizás (o quizá). Asimismo, conviene insistir en que las formas del presente de subjuntivo ⊗querramos y ⊗querráis son incorrectas, pues lo apropiado sería queramos y queráis.

Tomado de Juventud Técnica

Like
1

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.