Bolivia: «Lucho» toma posesión en noviembre

Like

Enfrascado aún en el lento conteo de votos para oficializar el resultado de la elección del domingo, el Consejo Supremo Electoral ha adelantado que la toma de posesión será en la primera quincena de noviembre aunque sin precisar el día, precisamente porque la fecha exacta dependerá del curso del cómputo.

Así lo confirmó el presidente de esa instancia, Salvador Romero, quien también aclaró que los tiempos podrían dilatarse antes del traspaso pues, si en alguna mesa se anulase el escrutinio, habría que repetir allí el proceso.

De cualquier modo, ya se prepara la conformación de una comisión para la transición y la transmisión del mando presidencial, según informó este martes el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, del MAS.

Precisamente, el conteo de papeletas incluye la votación para el legislativo, donde las encuestas a pie de urna anunciaron también una mayoría del MAS en ambas cámaras.

Al amanecer de este martes, los reportes dieron cuenta de que el conteo del alto tribunal alcanzaba el 50 por ciento de los sufragios. Sin embargo, una nota de PL precisó después que a las 11.49 hora local se había computado el 59 por ciento de los votos y el conteo arrojaba, a esas alturas, un 50,01 por ciento de sufragios a favor del MAS.

Ello ratifica la mayoría absoluta anunciada por los sondeos a pie de urna y deja avizorar que la cifra final será aún más aplastante, toda vez que queda por procesar el restante 50 por ciento de los sufragios.

Un elemento interesante dado a conocer en el encuentro de Romero con la prensa es el referido a la abstención que, según dijo, resultó la más baja de la historia presidencial boliviana, al registrarse una asistencia a las urnas del 87 por ciento de las personas habilitadas, cifra récord.

Tal afluencia de votantes en medio, incluso, de las medidas impuestas por la Covid 19, habla del deseo democrático de los bolivianos y de su necesidad de expresarse para revertir el golpe.

Pero también podría explicar cómo «se llenó» el margen ostensible entre los últimos sondeos prelectorales —que mostraban hasta un 44 por ciento de votos para Arce—, y la votación real, que le otorgó más del 52 por ciento.

Tomando en serio a esas encuestas previas y siempre sobre la base de la especulación, un ejercicio de análisis podría indicar que esos casi diez puntos extras ganados el domingo por la dupla del MAS se debe al bloque de los indecisos. La mitad de ese 20 por ciento de potenciales votantes que, en aquellos sondeos, manifestaron no haber escogido aún su candidato o no lo dijeron, finalmente votaron. Y todo indica que lo deben haber hecho a favor del binomio Arce-Choquehuanca.

Durante la jornada del martes siguieron circulando felicitaciones y reconocimientos a los ganadores, entre los que se incluyen los de los presidentes de Argentina y México —Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador, respectivamente—, así como de políticos europeos y, finalmente, el de Estados Unidos, que le quitó peso al saludo al ponerlo en la voz del responsable de la diplomacia de ese país para América Latina, Michael Kozak.

Sin otra alternativa que felicitar a la dupla del MAS y al pueblo por su voto pacífico, Kozak dejó al descubierto el halo de la hipocresía cuando expresó en Twitter: «Esperamos trabajar con el Gobierno recién elegido para promover la prosperidad económica, los derechos humanos y la libertad de prensa».

El mensaje de Kozak, que evitó pronunciarse al presidente Donald Trump o al secretario de Estado Mike Pompeo —como es usual en estos casos— acudió a la tríada de temas manipulados por Washington para convertirlos en arma contra los procesos nacionales que le resultan incómodos. Podría ser el preámbulo de otra relación tormentosa.

La vocación soberana de la Bolivia plurinacional marcó nexos tensos con una Casa Blanca remisa a los procesos de cambio latinoamericanos y caribeños, y cuyo respaldo a los golpistas durante los 12 meses de usurpación del poder invita a pensar que tuvieron hilos con la asonada misma.

Esas tensiones podrían volver a aflorar.

Tomado de Juventud Rebelde

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.