Una cita contigo, desde siempre

Like

Del griego biblion=libro y thekes=caja,puede traducirse, etimológicamente, como lugar donde se guardan los libros. Pero, de seguro, esta concepción, ya le va quedando extremadamente pequeña a las Bibliotecas; específicamente a la nuestra, la “Francisco Martínez Anaya”.

Y es que cada estudiante de la Universidad de Oriente, cada profesor, cada investigador que cruzó sus puestas encontró superadas sus expectativas. Hasta las paredes de nuestra septuagenaria Biblioteca “conversan” con quienes precisan de su sapiencia.

Parte del subconjunto fundacional, la Biblioteca General, es exponente de la arquitectura del Movimiento Moderno. Fue desarrollada en la década del cincuenta y muestra la influencia del estilo Protorracionalista; caracterizado por la presencia de vanos aislados enmarcados en su contorno y por la jerarquización del acceso principal, rematado mediante un mural al relieve. El edificio, ubicado a un costado del Edificio Central, fue proyectado en el año 1951 por el Arquitecto Rodulfo Ibarra Pérez, conformado por dos niveles, posee una estructura de esqueleto de hormigón armado. Para su construcción se empleó la expresión del estilo racionalista.

Su planta en forma de C, contiene un vestíbulo central, la escalera que conduce a la segunda planta y a ambos lados, grandes espacios destinados a las salas de lectura y depósitos de libros. El inmueble se adapta al relieve del terreno en el que se asienta. Se observa la pureza de su volumen, con predominio de las proporciones apaisadas, acentuadas por las tiras continuas de ventanas Miami enmarcadas con una platabanda, así como la jerarquización del acceso principal y la simetría bilateral expresados claramente en su fachada principal, en cuya parte superior se aprecia un mural al relieve con figuras humanas, de estilo grecorromano, portando en sus manos libros y pergaminos que evocan la actividad que se realiza en este inmueble.

El autor de este mural alegórico es el pintor y escultor Ismael Espinosa Ferrer. Cuenta, la Biblioteca, con un importante devenir histórico. En sus salones, el día 17 de septiembre de 1951, se inaugura el curso académico 1951-1952; en diciembre de 1952 se acuerda designarla como “Francisco Martínez Anaya”, develándose una tarja con su nombre el día 25 de enero de 1953, para honrar la memoria del que se desempeñara como primer decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Comerciales.

A lo largo de la historia, la Biblioteca General ha tenido diversas funciones: como Aula Magna, Salón de Conferencias, espacio para el desarrollo de cursos y actos académicos, científicos e investigativos. En 1959, contaba además, con una Hemeroteca, que resultaba insuficiente para las crecientes necesidades de la universidad, por lo que se le hizo una ampliación; en la que se le dio continuidad a los dos niveles iniciales y se adaptó a la topografía del lugar, quedando conformado el edificio con un sótano.

Un acontecimiento histórico de gran importancia lo constituyó el hecho de que el 3 de enero de 1959 en los salones de la Biblioteca General quedó constituido el primer Gobierno Revolucionario. Por tal motivo, el 3 de enero de 1991, por acuerdo del Consejo de Estado y de Ministros se develó una tarja, que está presente a la entrada del edificio.

Resulta oportuno señalar que, con el triunfo revolucionario, además de sus servicios y funciones habituales, fueron velados los restos del mártir Universitario Eduardo Mesa Llul, lo que representa el homenaje de la Universidad de Oriente a sus mártires universitarios.

En la actualidad se denomina Biblioteca central «Francisco Martínez Anaya» y alberga la Dirección de Información Científico Técnica de la Universidad de Oriente, cuenta además con Hemeroteca y varias salas, así como el departamento de ediciones de la Universidad de Oriente.

El 3 de enero de 1959, en los salones de la Biblioteca, quedó constituido el primer gobierno revolucionario, lo que quedó plasmado en la tarja presente a la entrada del edificio, otorgada por el consejo de estado y de ministros a esta universidad, el 3 de enero de 1991. Digna y vasta, la Biblioteca General “Francisco Martínez Anaya”, espera que asistas a la cita que, con ella, tienes fijada, desde siempre.

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.