“Libertad e intervención”

Like
1

Por: Pedro Manuel Tejera

Dos consignas se han escuchado en las recientes protestas en Cuba: “Libertad” e  “Intervención”.

La libertad es una aspiración universal en todos los tiempos, pero nunca la libertad de unos puede realizarse a costa de la libertad de otros. Nuestro Héroe Nacional José Martí expresó que “ser cultos es el único modo de ser libres”. Así nos dio una perspectiva de la libertad asociada a la cultura. La libertad debe servir para escoger. Abandonar el país es un acto de libertad si se quiere probar en otros horizontes, pero libertad es también quedarse en el país y escoger un proyecto social nuevo. Los que se van obtienen su libertad, pero nunca a costa de los que se quedan, a los cuales no se les dejaría alternativa.

Por otra parte, para que haya libertad tiene que haber independencia. Pero tanto la libertad como la independencia son bienes muy caros y, si realmente se aspira a ellos, hay que pagar un precio, en nuestro caso, ya excesivo. Por la independencia ha luchado el pueblo cubano a través de su historia. Por la independencia iniciamos la Guerra del 1868 en Demajagua. Por igual motivo se alzaron los cubanos en 1895. “Independencia o muerte” era el grito de guerra en la manigua. El Moncada no fue solo un asalto a la tiranía batistiana, sino al mismo tiempo un reclamo de independencia no alcanzada. Por eso 1959 fue continuidad. Es la independencia el bien que debemos preservar para que haya libertad. La libertad que corean hoy un grupo de cubanos en estos días difícilmente nos asegure la independencia. Nunca ha sido de esa manera en Cuba.

¿Por qué se le pide intervención a un Gobierno que ya nos ocupó militarmente en dos ocasiones e intervino posteriormente a su antojo en nuestra política interior y exterior? No cabe dudas que se está pidiendo por algunos volver al pasado, no mejorar el presente, como pretenden, incluso, muy instruidos por cierto.

Refresquemos la memoria. En 1898, luego de tres años de lucha en los campos de Cuba y de extender la gesta independentista desde Oriente hasta los confines del Occidente de la isla, sin ayuda de ningún gobierno extranjero, aconteció la explosión del acorazado Maine en la bahía de la Habana. Este hecho se convirtió en el motivo para que las tropas estadounidenses se involucraran en el conflicto entre España y Cuba.

¿Cómo olvidar que el apoyo de las tropas del General Calixto García a la toma de Santiago de Cuba por el contingente estadounidense catalizó la capitulación de España? Sin embargo, a los mambises no se les permitió entrar a Santiago de Cuba, aludiendo la prevención de excesos por odio o venganza.

Like
1

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.