La Ciencia en Santiago de Cuba: un camino de avanzada

Like

Por: Miriam Aimé Pérez González

Hablar de Ciencia como institución social en la segunda ciudad de Cuba, solo es posible a partir del triunfo de la Revolución Cubana. Algunas ilustres personalidades entre las que se cuentan el Dr. Soto del Rey, el Dr. Boytel y el Dr. Prats, demostraron las inagotables potencialidades de este pueblo aun en difíciles y adversas circunstancias. Vinculados, de una u otra forma, a la Universidad de Oriente, ellos y otros pocos, con su rigor, sus vastos conocimientos, sus métodos científicos, así como un elevado altruismo y una importante dosis de espíritu de sacrificio, se erigieron pilares de la ciencia y de la academia.

Hoy la situación es radicalmente distinta. La existencia de la Universidad de Oriente, de la Universidad Médica,  la  Pedagógica, la facultad de Cultura Física, entre otros Centros de Altos estudios; junto a una red de varias decenas  de Centros de Investigaciones Científicas; que van desde el aprovechamiento  de la energía solar, la sismología, las investigaciones de la biodiversidad (BIOECO), el aprovechamiento del café y la caña de azúcar, así como de sus derivados;  hasta la Biotecnología Industrial, la Toxicología y la Producción de anticuerpos  monoclonales; ha creado las bases humanas y de infraestructura para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en campos de vanguardia a nivel mundial.

Si fuéramos a caracterizar la ciencia y la tecnología en Santiago de Cuba, en la actualidad, podríamos destacar, entre otros, los siguientes rasgos:

  • La ciencia y la tecnología se desarrollan para el pueblo, y con una alta participación de éste. De ahí su alto contenido ético y humanista.
  • Los recursos humanos, incluyendo la intensa y activa participación estudiantil, es el factor más importante en el proceso de creación.
  • Fuertes y efectivos vínculos con la producción y los usuarios de los resultados científicos.
  • Se logra cerrar el ciclo de investigación- desarrollo- producción y comercialización de los resultados científicos; garantizando así un elevado impacto social y reducción los plazos de tiempo. A su vez se garantiza que, desde la concepción de la investigación, se tengan en cuenta las exigencias de los usurarios; garantizándose una elevada calidad de los productos y servicios generados.
  • Las alianzas multi céntricas, en Santiago de Cuba, como en el resto del país.  Existe el Polo Científico, espacio donde se logra un nivel de integración entre diferentes especialidades, centros, y capacidades de las instituciones de la provincia y con otras instituciones a nivel nacional. 
  • Una armonía creciente entre las investigaciones básicas y las aplicadas; entre la ciencia, la innovación tecnológica y la transferencia de tecnologías.

El Centro de Biofísica Médica, inaugurado hace 10 años por el Comandante en Jefe, es uno de los componentes del polo científico santiaguero. Es ejemplo en la aplicación de estos principios. Surgido a partir de un proyecto de Investigación de la Facultad de Física Matemática de la Universidad de Oriente ha logrado la formación de un colectivo de científicos, tecnólogos especialistas y técnicos de elevada calificación; con un alto sentido de pertenencia y comprometido con la solución de importantísimos problemas de salud mundial. Con la idea de un diagnostico precoz y no invasivo, a partir de los conocimientos de ramas como la Biofísica, la Bioingeniería y la Bioinformática, tiene resultados de su labor de investigación- desarrollo y producción de tecnologías de avanzada.

Ejemplo de lo anterior es el Programa de Desarrollo de la Resonancia Magnética (RM), de conjunto con sus aplicaciones en la Biomedicina. A partir de este han diseñado, construido, validado e instalado, en varios hospitales del país, tomógrafos de RM.

Estos equipos son producidos solo por países de alto desarrollo; ya que su tecnología de diagnóstico es considerada dentro de las 5 más complejas. Además de los tomógrafos de resonancia magnética, se producen equipos de relaxometría y magnetometría. Se destacan los resultados de las aplicaciones de la RM en diversos campos importantísimos; como son el estudio de la anemia hemolítica, donde se tienen resultados de alta originalidad científica y alto impacto social, que incluyen el cáncer de mama, la esclerosis múltiple y las neurociencias.  Con los equipos cubanos, registrados en el Centro de Control Estatal de Equipos Médicos, se realizan cada año miles de estudios, que garantizan la tranquilidad a miles de pacientes y sus familiares.

Otro de los resultados más importantes es el desarrollo de una red nacional de captación, trasmisión y post procesamiento de imágenes médicas; a partir de un software Imagis. Lo que ha permitido enlazar decenas de hospitales de 6 de las 14 provincias del país. Se avanza para concluirla en breve. Este producto ha servido de base para que se hagan proyectos, “llave en mano”, a hospitales latinoamericanos. Lo que permitiría aumentar la eficacia del diagnóstico imageneológico; así como disminuir los costos.

Se destaca, dentro de la cartera de productos del Centro de Biofísica Médica, el Angiodin PD 3000, instalado en los hospitales del Sistema Nacional de Salud Cubano. Este equipo ha tenido resultados relevantes en el diagnóstico, precoz y no invasivo, de un grupo importante de enfermedades vasculares; entre las que se cuentan el micro y el macro angiopatías, la disfunción sexual eréctil, las arritmias, el pie diabético, entre otras. Es un dispositivo muy versátil, computarizado, de costo muy económico y pequeño. Posee un software poderoso, que refleja el conocimiento acumulado de especialistas de nuestra institución; así mismo del Instituto Nacional de Angiología de Ciudad Habana.

Biofísica Médica tiene una línea de investigación de enfermedades a nivel biomolecular; para lo cual posee intensos intercambios de integración con muchas instituciones nacionales e internacionales.

Se podrían seguir listando productos y posibles servicios, pero la importancia más trascendente radica en las posibilidades para asumir diversas formas de colaboración y negocios. Así como de posibles alianzas que garantizarían que, las partes participantes, complementen sus fortalezas y oportunidades; de manera que todos podamos ganar. Oportunidades existen, solo es preciso identificarlas.

El sentido ético con que se asume la actividad, la alta calificación del personal, su juventud, la capacidad probada de emprender retos complejos, el dominio de las ramas de la ciencia y la tecnología, poderosas y universales, como la física, la electrónica y la informática, se erigen como factores de éxitos; decisivos para el establecimiento  negocios beneficiosos.

Encontrar alianzas para el desarrollo beneficioso, multilateral, científico, tecnológico, productivo y comercial, son puntos focales en la mira de los investigadores del Territorio. El avance es pues, inminente e innegable.

 

Foto de Fundacion del Centro de Biofísica Médica, con la presencia del Comandante Fidel Castro.
Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.