Ciencia y salud en el CNEA

Por: Yasmani Antonio Cortina Savigne

El Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA), es un Centro de Investigación, adscrito al Ministerio de Educación Superior (MES). Fue reconocido como tal luego de su inclusión en el Registro Nacional de Entidades de Ciencia e Innovación Tecnológica; de conjunto con otros grupos y centros de investigación de Santiago de Cuba, integra el Polo Científico-Productivo de la provincia.

Ing. Antonio García Leyva, Máster en Ciencias y Director de Desarrollo Tecnológico del CNEA

Merecedor durante más de 10 años consecutivos de la condición de Colectivo Vanguardia Nacional, sus trabajadores se enfrentan, día a día, al reto de mantener la imagen creada desde los primeros tiempos.

El CNEA investiga y aplica el electromagnetismo en la industria, la medicina, la agricultura, y el medioambiente, con calidad y profesionalidad; para lograr impactos sociales de referencia nacional e internacional.

Taller del Centro

Precisamente una de las principales líneas de investigación del Centro es la de salud. En la misma se desarrollan investigaciones relacionadas con la aplicación de los campos electromagnéticos para terapia y diagnóstico.

El Ing. Antonio García Leyva, Máster en Ciencias y Director de Desarrollo Tecnológico del CNEA, nos comentó que, entre las principales tecnologías médicas con las que hoy cuenta el Centro, está el Estimulador Magnético Local NAK. Es un equipo médico orientado a la rehabilitación física, para dar terapia con campo magnético y lograr el alivio de diversas patologías.

El entrevistado explica acerca de los logrso obtenidos

Este estimulador obtuvo registro por parte del Órgano Regulador de Equipos Médicos en Cuba: el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED). Así mismo mereció el registro sanitario para tratar dos patologías importantes y de alta incidencia entre la población, como son la soriasis vulgar y la inflamación pélvica.

El dispositivo médico estuvo instalado en el Hospital Tamara Bunke; así como en el Centro Provincial de Medicina Deportiva y en el Hospital “Tropas de Fine”, de la ciudad de Matanzas. Su utilización obtuvo resultados halagüeños, pues se trata de una tecnología que permite aminorar el dolor, la inflamación y el edema.  La acción de los campos magnéticos sobre el tejido biológico, explica el Especialista, permite la disminución de estos tres parámetros.

Son múltiples las aplicaciones para beneficio de la salud. Fotos: Rovier Mesa Rodríguez

Otro de los equipos que han sido desarrollados, como parte de la línea de salud, es el Estimulador Eléctrico ONCOSED-B Ampersand E. Este se emplea en la terapia electroquímica para tumores sólidos. Los ensayos clínicos realizados demostraron que se logra una disminución del volumen de los tumores; es decir, los mismos transitan de inoperables a operables; en lapso inferior a los 20 días de haberse comenzado la aplicación. Este equipo, actualmente, está en fase de desarrollo. Se precisa adaptarlo a las condiciones del mercado; por lo que debe ampliarse para su utilización en el alivio de otras patologías.

El CNEA cuenta con una investigación básica, relacionada con el análisis de bioimpedancia, para estimar composición corporal. Esto ha tributado a que en la institución se desarrollen este tipo de analizadores. Gracias a la bioimpedancia, y su aplicación práctica, se podrá estimar y evaluar, el estado nutricional de los pacientes: masa, grasa, masa libre de grasa, electrolitos disueltos en sangre, entre otros parámetros; que resultan de mucha utilidad para la clínica; apuntó también el entrevistado.

Las investigaciones básicas han contribuido al desarrollo de las tecnologías médicas; porque han propiciado resultados que se han convertido en productos, en equipos o en tecnologías médicas.

Investigaciones que datan de alrededor de 20 años, han dado paso al surgimiento de estos útiles dispositivos. El CNEA representa, con loables resultados, a la Universidad de Oriente, en el grupo de Equipos Médicos de Avanzada.  A raíz de solicitudes hechas por las máximas autoridades del país, sobre todo de la Dirección de Ciencia y Técnica del MINSAP, están desarrollando, de conjunto con el Centro de Biofísica Medica (CBM) y la Empresa Productora de Equipos Médicos en la Provincia (RETOMED), una cama magnética.  También se pretende continuar ampliando las investigaciones de los analizadores de composición corporal, por el método de impedancia.

Existe además, otra indagación básica, relacionada con las neurociencias, y se prevé que la misma tenga una tecnología médica. El objetivo es que logre combinar el método de bioimpedancia, para la realización del diagnóstico diferencial de enfermedades cerebrovasculares; sobre todo la isquémica de la hemorrágica, antes de las primeras 72 horas de haber ocurrido los síntomas.

Este método debe armonizar la parte diagnóstica, con el tratamiento a través de campos magnéticos; como agente neuroprotector en esta enfermedad.  Estudios han demostrado que estos favorecen la angiogénesis, que es la formación de nuevos vasos sanguíneos, como también la dilatación de los ya existentes.

El Director de Desarrollo Tecnológico del CNEA concluyó diciendo que el Centro tiene vínculos muy fuertes con el Hospital Clínico Quirúrgico ¨Juan Brunos Zayas¨; esta es una de las fortalezas de la Universidad, que ha sido la contraparte en la evaluación de las tecnologías para lograr su validación. Gracias a la vinculación con el Hospital, reciben toda la asesoría necesaria para la parte clínica; imprescindible a la hora de dilucidar los particulares especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.