Celebración, por obreros y estudiantes, de un 1ro de mayo en la Universidad de Oriente

Like

Por: Rafael Angel Borges Betancourt (Departamento de Historia y Patrimonio)

La celebración del Día de los Trabajadores en el mundo y en Cuba, se inició el 1ro de mayo de 1892. Desde entonces, los trabajadores cubanos no han faltado por voluntad propia a la importante cita, excepto en aquellas ocasiones en que los gobiernos de turno, en complicidad con los dirigentes sindicales oficialistas, se lo impidieron.

Así ocurrió el 1ro de mayo de 1952, cuando el gobierno de facto, como resultado del golpe militar encabezado por el general Fulgencio Batista, prohibió la realización – de ahí y en lo adelante- del tradicional desfile. El único acto autorizado para ese día, en aquella ocasión, se efectuó en el local de la Federación General de Trabajadores de Oriente; durante el mismo, su Secretario General interino Antonio Bosque Ramos, dijo que había que esperar grandes realizaciones del nuevo gobierno y arremetió contra los comunistas.

Con la entrada de Frank País y Pepito Tey (partidarios de la participación del estudiantado universitario en el enfrentamiento frontal contra la dictadura), a cursar estudios superiores de Pedagogía en la Escuela de Educación de la Universidad de Oriente, en septiembre de 1953, junto a Jorge Ibarra, alumno de la Escuela de Derecho, se propusieron copar la dirección de la FEUO.

Pepito y Frank fueron electos Presidente y Secretario de la Asociación de Alumnos de la Escuela de Educación, respectivamente; y Jorge Ibarra Cuesta, Presidente de la Asociación de Alumnos de la Escuela de Derecho, y posteriormente, Presidente de la FEUO.

Las proyecciones de trabajo de la nueva dirigencia estudiantil universitaria, para el período 1953-1954, estaban encaminadas principalmente a fortalecer la unidad del sector estudiantil en todos los niveles, así como los vínculos con la clase obrera y campesina; continuar la lucha por restituir la Constitución de 1940 y el establecimiento de un sistema verdaderamente democrático. Por iniciativa de la FEUO, y en coordinación con los Departamentos de Extensión y Relaciones Culturales y de Publicidad y Actividades Sociales (encargado específicamente de servir de enlace entre el Consejo y el estudiantado), dirigidos por los doctores Felipe Martínez Arango y Max Figueroa Araujo se llevaron a cabo varias actividades:

-Se efectuó el Fórum «Misión de la Universidad», en noviembre de 1953;
-Se celebró el Primer Fórum Azucarero Nacional del 13 al 15 de noviembre de 1953;
-Se celebró el Primer Congreso Nacional de Alimentos;
-La FEUO, FLCSE y el Bloque Estudiantil Martiano encabezaron una manifestación que partió de la Escuela Normal hasta la casa de los Maceo el 7 de diciembre, los jóvenes gritaban consignas tales como: ¡Abajo el chacal Chaviano!, ¡Díaz Tamayo, Diez x Uno!, ¡Abajo Batista!, que fue interceptada y reprimida por la policía y el ejército con un saldo de varios estudiantes detenidos y lesionados;
-Se efectuó el acto de conmemoración del XXV aniversario del asesinato de Julio Antonio Mella el 10 de enero de 1954;
-La FEUO libró la convocatoria para el acto de cierre del centenario martiano a celebrarse el 28 de enero de 1954, donde no se excluyó a ningún partido político, organización o institución, que junto al pueblo en general deseara participar. El resumen del acto estaba a cargo del doctor Armando Hart, miembro del MNR y defensor del profesor Rafael García Bárcenas. A última hora el Consejo Universitario, alegando que elementos extraños a esa institución intentaban desnaturalizar el acto, decidió suspenderlo y llamar a la policía que rodeó el lugar e impidió la entrada del público. Pepito Tey asume por Reglamento la presidencia de la FEUO;
-Las estudiantes universitarias Vilma y Nilsa Espín Guillois abogaron en carta pública para que no enviaran a Abelardo Crespo al presidio junto con sus compañeros, sino al hospital Calixto García por encontrarse afectado de la herida sufrida en el ataque a la posta 3 del Moncada, reclamo que fue desoído;

-En una opinión muy diferente a la que debía asumir la institución ante la dictadura, según el Consejo Universitario, sintetizada en la frase: «Hacemos conducta cívica, pero no conducta política»; la declaración pública firmada por el presidente de la FEUO, Pepito Tey, denuncia la situación existente después del golpe y los males crónicos que padecía la república, afirmando que su solución no podía lograrse por los medios legales que habían sido cerrados por la dictadura; lo cual quedaba demostrado, según este, por la cantidad de exiliados políticos, las persecuciones y detenciones arbitrarias, los sucesos vergonzosos del 26 de julio, los crímenes en plena calle, etc.

Al acercarse la fiesta internacional de los trabajadores el 1ro de mayo, la Federación Estudiantil Universitaria de Oriente (FEUO) convocó a estudiantes, obreros y pueblo en general, a participar en el acto homenaje a la efeméride a celebrarse en el recinto universitario.

En la sesión ordinaria del Consejo Universitario, efectuada el 23 de abril, el doctor José Antonio Portuondo, militante del Partido Socialista Popular, informó acerca del acto proyectado por la FEUO para esa fecha. Con el voto en contra del doctor Duboy Guernica se acordó:

«autorizar la celebración de dicho acto [] dentro de un marco estrictamente académico y se autoriza a la Comisión de Contacto con los alumnos para que haga cumplir el acuerdo del Consejo».

El acto contó con una nutrida concurrencia y en el hicieron uso de la palabra Pepito Tey (presidente de la FEUO), Luis Masferrer Vidal (Secretario) y Orlando Benítez, Presidente de la Federación Local de Centros de Segunda Enseñanza. También habló el profesor Rafael Grillo Longoria, Director del Dpto. de Extensión y Relaciones Culturales en representación del claustro.

Los oradores se pronunciaron por la defensa de las demandas de los trabajadores en contra de la rebaja de salarios, de la implantación de los embarques de azúcar a granel y el despido compensado.

En horas de la tarde, tuvo lugar una manifestación obrera que, partiendo de Martí y Calvario, desfiló con cartelones hasta que fue reprimida y disuelta por la policía en Barracones y Santa Rita. Los testimonios sitúan a Pepito Tey, entre los manifestantes, lo que no es de dudar porque ostentaba orgullosamente el carnet de obrero ferroviario, a cuyos intereses de clase se sentía muy cercano.

Estas acciones contrastaron con la celebración oficial efectuada en el Teatro Oriente, donde a pesar de la coacción de la presidencia de la mesa, algunos delegados presentes, incluyendo a comunistas del gremio de estibadores del puerto, plantearon sus demandas contrarias a los embarques de azúcar a granel y el despido compensado, retiro para los trabajadores de Artes Gráficas y otras.

Con motivo de la visita a la ciudad del Presidente de la Hermandad Ferroviaria de Cuba y la Caja de Retiro del Transporte Terrestre, Javier Bolaños, para entregar el préstamo que hacía la institución a los trabajadores que lo solicitaran para las festividades de fin de año; Pepito Tey, con su osadía característica, le espetó en la cara al connotado dirigente oficialista rodeado de matones: «¡descarado! ¡traidor! ¡ladrón! ¡mujalista! ¡demagogo! ¡politiquero! ¡enterrador de obreros!». Cuentan que sus guardaespaldas quisieron intervenir pero éste y los obreros que presenciaban la escena lo impidieron. Interrogado por los periodistas acerca del incidente, Bolaños trató de restarle importancia al asunto.

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.