Camilo Cienfuegos (Tomado de Revista Mambí noviembre 1966)

Fecha tristísima para todo el pueblo, leal continuador de la senda que un hombre de vanguardia –junto a los otros combatientes- abriera, con coraje y dignidad suficientes, resulta el 28 de octubre. Arribamos, pues, este año, al séptimo aniversario de la muerte de Camilo Cienfuegos, glorioso comandante guerrillero en la lucha por la liberación nacional y, a la vez sonriente y sereno y maduro constructor en la paz, el tiempo que le fue dado vivir y conquista el corazón del pueblo, la admiración y el amor de los trabajadores, el reconocimiento de los que le siguieron y a lo largo de toda su historia de combate y enfrentamiento decidido a los explotadores, encontraron en él, en sus acciones, la estampa fiel del soldado grande y verdadero de la Revolución.

La Invasión es un hecho grandioso, histórico, consumado por el arrojo, la decisión y la confianza en el triunfo de la causa revolucionaria. Camilo cruzó, sufriendo sereno y corajudamente los lógicos obstáculos y contratiempos, el peligroso llano, los manglares distantes, los suaves lomeríos y al fin, la cresta escarpada de los macizos montañosos, en Las Villas, dónde acosó y venció cuarteles de la  tiranía y, bajo el fuego de  sus hombres liberó ciudades y pueblos y sitió a Yaguajay y aceptó el reto de los militares y, limpiamente, con la llama invencible de la Revolución ardiéndole en el pecho y en la frente, los barrió y ganó para el pueblo el combate.

Hoy, siete años después, se le recuerda y admira con devoción popular y entrañable. El Comandante guerrillero no ha muerto: vive en el homenaje diario de la construcción socialista, en la bandera del Partido que garantiza el triunfo de la causa del pueblo, en los brazos honrados de los trabajadores y en la victoria nuestra de cada día, digna e insoslayable, porque es justa de él y de todos.

¡Gloria a la vida y obra de Camilo Cienfuegos!

camiloo

camilo 100

Revista Mambí, noviembre 1966

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.