Asela de los Santos: una revolucionaria de corazón

Su vida desde la guerra de liberación nacional hasta nuestros día no ha sido otra que la de haber cumplido con disciplina las tareas que se le han encomendado, y en su itinerario revolucionario, a través de los años, siempre ha tenido la compañía de la Universidad de Oriente.

En la Alma Mater oriental aprendió a orientar su pensamiento revolucionario y sentimientos patrióticos, con el compromiso de luchar por la libertad y la justicia social.

Asela de los Santos Tamayo nació el 10 de septiembre de 1929 en Santiago de Cuba.

Desde su entrada en la Universidad de Oriente en 1949 integró las luchas insurreccionales donde conoció a Vilma Espín y Frank País uniéndose a ellos en la gesta revolucionaria, de estos momentos surgió una gran amistad.

Participó también. en las protestas por el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 y fue detenida al ser sorprendida repartiendo proclamas, sobre la situación imperante. Se gradúa de Doctora en Pedagogía en 1954.

Con Frank formó parte del núcleo del movimiento de Acción Revolucionaria Oriental y después  integra el Movimiento 26 de Julio y participó en el levantamiento del 30 de noviembre de 1956 en la ciudad de Santiago de Cuba.

Junto a otros compañeros formaron el primer contingente de hombres y de armas que se incorporó a las guerrillas comandadas por Fidel Castro en la Sierra Maestra.

Trabajó buscando abastecimiento de armas, uniformes y medicinas para el I Frente Oriental. En el año 1958 (enero-agosto) realizó junto a un grupo de revolucionarias, una serie de viajes entre Miami y Cuba para traer armas bajo las faldas. En agosto de 1958 se incorpora al Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País dirigido por el Comandante Raúl Castro Ruz.

En 1960 junto a Vilma participa en la creación de la Federación de Mujeres Cubanas, integrando su Buró Nacional, primero como Organizadora y después como Secretaria General, responsabilidad que ocupó hasta el año 1966 en que pasa al MINFAR como Jefa de la Dirección de Enseñanza y Escuelas Militares Camilo Cienfuegos del Estado Mayor General. Es ascendida al grado de Capitán.

En 1970 fue designada Directora General de Formación de Personal Docente del Ministerio de Educación, siendo promovida a diferentes responsabilidades, incluyendo la de Ministra. Fue  fundadora del Partido Comunista de Cuba y fue miembro de su Comité Central durante tres mandatos. Ha trabajado como analista de la Oficina de Historia de las FAR.

En su labor pedagógica participó en la primera Campaña de alfabetización. En el II Frente Oriental se le asignó la responsabilidad de dirigir el Departamento de Educación; se pusieron en funcionamiento y se crearon para los niños más de 400 escuelas y se formaron grupos para la alfabetización de combatientes en los diferentes campamentos, hasta el Triunfo de la Revolución en que asume la responsabilidad de Superintendente Provincial de Educación en Oriente.

La Universidad de Oriente le otorgó el título Honoris Causa en Ciencias Históricas en acto solemne el 6 de junio de 2015.

2 comentarios sobre «Asela de los Santos: una revolucionaria de corazón»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.