2 de septiembre de 1960: a 61 años de la Primera Declaración de la Habana

Like

Por: Ms.C. Angel Taboada Salmerón


Fue memorable aquel 2 de septiembre de 1960 en que Fidel Castro proclamó al mundo los principios por los cuales, el pueblo que lideraba, estaba dispuesto, manifestó, a cumplir la consigna radical y redentora de Patria o Muerte. Ya se conmemoran 61 años de la Primera Declaración de La Habana.


Junto a la imagen y el recuerdo de José Martí en Cuba, Territorio Libre de América, el pueblo, en uso de las potestades inalienables que dimanan del efectivo ejercicio de la soberanía, expresada en el sufragio directo, universal y público, se ha constituido en Asamblea General Nacional


La Primera Declaración de La Habana, fue la respuesta viril de Cuba a la Declaración de la OEA en San José de Costa Rica. Rechaza la Doctrina Monroe; niega categóricamente que haya existido pretensión alguna por parte de la Unión Soviética y la República Popular China de utilizar la posición económica, política y social de Cuba, para quebrantar la unidad continental y poner en peligro la unidad del hemisferio.


La historia ha corroborado la excelsa vigencia de los principios contenidos en un documento escrito hace seis décadas. La Primera Declaración de La Habana fue aprobada con el enardecido entusiasmo de más de un millón de cubanos, que en genuino acto de democracia popular se reunieron en la plaza de la Revolución José Martí, aquel 2 de septiembre de 1960.


Los nueve puntos que contiene constituyeron una proclama al mundo de los conceptos rectores de la Revolución más profunda de la historia americana. Tuvo inmediata repercusión dentro de la izquierda y de los movimientos progresistas del continente; pero también atizó más el odio visceral del imperio y sus lacayos de oficio.


Imposible olvidar que fue el Comandante en Jefe Fidel Castro el principal gestor de este histórico documento, pues manifestó de hecho la imperiosa e inaplazable necesidad de alcanzar reivindicaciones sociales, económicas y hasta culturales, para el pueblo cubano que ya era dueño de su destino.


La Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba condena enérgicamente la intervención abierta y criminal, que durante más de un siglo, ha ejercido el imperialismo norteamericano sobre todos los pueblos de la América Latina,  

postula la Primera Declaración de La Habana contra el intervencionismo

La vigencia del Documento es proverbial, pues encausa importantes luchas sociales a escala mundial. La Constitución de la República, aprobada en 2019, se erige sobre la base de los principios fundacionales de esta declaración:


. El derecho del campesino a la tierra.
.Oportunidad del niño y adolescente a la educación libre y gratuita.
. Asistencia médica primaria y asistencial para los enfermos y la colectividad en general. 
. Manutención, seguridad social y pensión para adultos mayores y personas de la tercera edad.


 Que no haya enfermo que no tenga atención médica; que no haya niño que no tenga escuela, alimentación y vestido; que no haya joven que no tenga oportunidad de estudiar; que no haya persona que no tenga acceso al estudio, la cultura y el deporte,

reza la actual Constitución cubana


Debemos tener en cuenta, además, que este documento fundacional y de excepcional valor histórico, no solo enalteció la dignidad nacional, sino que también avivó más la llama de la autodeterminación de los pueblos de América Latina contra la soberbia, injerencista y hegemónica, de los Estados Unidos.

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.