Jóvenes universitarios a la vanguardia por su revolución

Like

En Cuba, hoy, se libra una batalla contra la Covid-19. Se involucra, junto al sistema de Salud Pública, a cada uno de las cubanas y cubanos.

Y es que la propagación de este mortal virus ha provocado transformaciones en el modo de vida de cada persona que habita el planeta Tierra. Para enfrentar este coronavirus y frenar su transmisión la vía más efectiva ja sido el aislamiento social, principalmente el de los contagiados, contactos de los mismos y sospechosos de portar la Covid-19 en los centros habilitados para estos pacientes.

En Santiago de Cuba, los estudiantes y trabajadores de la Universidad de Oriente, constituyen un ejemplo a seguir por la actitud positiva tomada, al brindar su apoyo incondicional, con el aporte de su granito de arena, en los centros de aislamiento habilitados en la institución.

Estos cubanos dignos no dudaron en entrar a la zona roja para contribuir con esta tarea de primer orden, a la que fueron convocados. Ellos cambiaron sus actividades habituales para desempeñarse como transportadores, mensajeros, roperos, pantristas y cuantas tareas han hecho falta en la atención a los pacientes, así como a los más vulnerables.

Brindaron su apoyo también en la producción de alimentos, en la pesquisa diaria para la detección de nuevos casos de coronavirus, en la lucha contra coleros y revendedores; también, formaron parte de los cientos de voluntarios que no dudaron en participar en el ensayo clínico con el candidato vacunal Abdala.

Todas, tareas de impacto que demuestran el sentir revolucionario de cada uno de estos jóvenes, herederos del legado que dejaron Julio Antonio Mella, Frank País García, Antonio Guiteras, Abel Santamaría, Celia Sánchez Manduley, Vilma Espín Guillois, Raúl Castro y, por supuesto, el invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Son dignos herederos del legado de no claudicar ante cualquier provocación del enemigo.

En estos meses del nuevo rebrote, los jóvenes santiagueros y universitarios, no han dudado en dar el paso al frente para apoyar a la Revolución Cubana, sin dejar de lado el cumplimiento de las medidas de bioseguridad con la termometría, la desinfección y el uso obligatorio del nasobuco.

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.