Historia de vacaciones y un poco más

Like

Luego de lo intenso de un curso escolar, el descanso de las vacaciones es un bálsamo renovador de energías, un tiempo necesario para recuperar motivaciones y apuntarse nuevos retos. Para conocer detalles de las actividades planificadas durante las vacaciones para cuadros y trabajadores destacdos, conversamos con el MSc. Víctor Hugo Leyva, Director de Extensión Universitaria y responsable del diseño de muchas de las actividades culturales.  

¿Cuál es la concepción de esta semana de vacaciones como estímulo a trabajadores y directivos?

“La idea fundamental del plan vacacional es aprovechar los recursos y las cacpacidades que tiene la Univesidad de Oriente para estimular a cuadros y trabajadores destacados – explica el MSc. Victor Hugo Leyva Sojo, Director de Extensión Universitaria –  es muy importante para nosotros estimular al cuadro con miembros de su familia partiendo del principio de que la familia es el soporte más importante para que puedan desempeñar su trabajo”.

Si bien el programa de actividades para santiagueros y visitantes de otros provincias coincide en opciones para el oseo y el recorrido por sitios históricos y culturales, quienes llegaron a la tierra caliente también conocieron de sus aires renovados en el centro histórico y hasta disfrutaron de su malecón.

“La semana está diseñada para que quienes participen se olviden un poco de la cotidianidad y pueda disfrutar junto a su familia – explica Víctor – este año, nos visitaron trabajadores de la Universidad de La Habana y la CUJAE, también cuadros y profesores destacados pudieron disfrutar días de sus vacaciones en La Universidad de La Habana y la Universidad Tecnológica de La Habana (CUJAE).

Según relata Sojo Leyva los vacacionistas recibieron servicios de masajes terapéuticos gracias al proyecto DOJO terapéutico, perteneciente a la Facultad de Cultura Física. “Este fue un éxito pue ya se ha graduado a más de 90 especialistas y sus prácticas es justamente en este Plan de Verano, brindando un servicio de 24h los 7 días de la semana. Todo en pos de la relajación y la prevención de enfermedades”.

Los vacacionistas disfrutaron en las instalaciones universitarias de salón de juegos, acceso a internet, bar, salón de baile, gracias al esfuerzo de numerosos trabajadores de la cocina, el transporte, las comunicaciones, la recreación y otros, a quienes se les reconoce por su esmerado trabajo.

Risas y alegrías para disfrutar del verano.
Los vacacionistas disfrutaron de numerosas actividades y pudieron constatar las delicias de la cocina en el oriente del país.
Fotos: Tomadas del perfil FB MSc. Victor Hugo Leyva Sojo
Like

1 comentario

  1. Los planes vacacionales son un espacio ideal para que la familia nuestra y que con tanto amor, comprensión y apoyo nos acompaña en la cotidianidad laboral pueda compartir con nosotros y con la familia que se forma en el día del trabajo, esa familia que te toca por el expediente laboral, pero que sin ella tampoco puedes desempeñarte en las funciones y tareas que te asignan.
    Felicito a todo el equipo que trabajó y se empeñó para que el plan de verano de la UO tuviera el éxito y el impacto que nos propusimos. Es sabido que la Universidad de Oriente, una vez más derrochó talento y corazón para estar a la altura del pedido que hizo la máxima dirección del país.
    En medio de situaciones complejas tanto económicas como logísiticas, la Universidad de Oriente buscó alternativas de recreación y ocio y muchas de ellas con la participación de profesores y trabajadores de la mambisa y siempre victoriosa Universidad de Oriente.
    No todo fue perfecto, pero al menos nos aproximamos a lo que queremos alcanzar para poder ir por más en los años venideros, no todo fue perfecto, pero con seguridad fue un verano inolvidable y sobre todo vivido con mucha intensidad. Valió la pena.
    Felicidades al colectivo de la DGA por los aseguramientos, a la DGE por garantizar los aseguramientos, el equipo de la DGRE por la entrega sin límites, a la DEU por pensar un verano a la altura de 72 años, la DDS por la tranquilidad disfrutada y la Facultad de Cultura Física por hacer magia con sus profesores, al punto de que los que entraron con 50 años retornaron a sus hogares de 30 y los que llegaron con dolencias múltiples dejaron, como dice la canción la muleta y el bastón para bailar en un gran fiestón de verano.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.