Estrategias para un buen servicio

El inhumano bloqueo al que estamos sometidos, desde hace más de 20 años, por parte del cruel vecino imperialista, abarca todos los aspectos de la vida de los cubanos. Ante esta difícil situación, agravada en temas de combustible, en la Universidad de Oriente, se toman alternativas para la cocción de los alimentos. Es objetivo primordial respetar los horarios del comedor pese a las dificultades, para no afectar el funcionamiento orgánico del centro de altos estudios.

Colectivo de Trabajadores del Comedor

El compromiso de todos los trabajadores es evidente; son absolutamente conscientes de que el servicio debe prestarse con calidad; más allá de las dificultades a las que se han enfrentado en estos meses.

Alexander Castillo, uno de los Jefe de Turno del Comedor Obrero de la Sede Antonio Maceo, comentó que:


Luego de que se generó el problema con el combustible hemos preparado un sistema de trabajo cambiando el horario. Anteriormente era de 3 de la mañana a 3 de la tarde, ahora es a partir de la 1 de la madrugada hasta las 3 de la tarde, que termina el horario de almuerzo«…

«Hicimos una cocina improvisada de leña; ahí hacemos los potajes, los platos fuertes, los dulces a veces. El arroz se hace en la sede Mella por falta de vasijas. Hemos buscado a través de nuestros medios mejorar la calidad de la comida, gracias a un campito en el que sembramos especies. Cuando tengamos el gas entonces cambia la dinámica, tendremos un plan de ahorro, y nos permitirá una parte cocinar con gas y la otra con leña«.  

Iniciativa de los trabajadores para mejorar la calidad de los alimentos. Fotos: Rovier Mesa Rodriguez.

Madelaine Gómez Bonne, jefa del Departamento de Alimento de la Universidad de Oriente, indicó que se ha hecho un trabajo profiláctico y político; se ha logrado concientizar a quienes laboran en el área, acerca del servicio diario que debe prestarse, tanto a trabajadores como estudiantes. Hoy se cocina con leña, tratando de que el servicio cumpla con su horario habitual, que es a partir de las 11 y 30 de la mañana.

«Ha habido una unión entre los trabajadores, tanto para buscar la leña como para hacer lo que haga falta en función de garantizar la alimentación de estudiantes y profesores

Sentenció Gómez Bonne.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.