El poder de una ciencia que transforma

El 10 de febrero de 1993 el Comandante en Jefe Fidel Castro fundó Centro de Biofísica Médica, adscripto a la Universidad de Oriente

El Centro de Biofísica Médica, adscripto a la Universidad de Oriente, cumple sus primeros 27 años. Desde que el 10 de febrero de 1993 el Comandante en Jefe Fidel Castro fundara esta institución, ha desarrollado varias líneas de investigación que implican un fuerte impacto social. Su director, el Dr.C. Alberto López Véliz,  quien es además investigador titular de la Casa de Altos Estudios oriental, nos  ilustra acerca del trabajo del centro.

Punto de Partida

“Los inicios estuvieron bajo el contexto de uno de los laboratorios de física de nuestra Universidad;  el fundador, nuestro Carlos Cabal Mirabal, con especialistas de alto nivel, concibió lo que en los años subsiguientes fue el Tomógrafo de Resonancia Magnética y Nuclear; desarrollado por Cuba, e instalado durante varios años en el Hospital Clínico Quirúrgico”, destacó López Véliz.

El Centro de Biofísica Médica fue de mucha trascendencia para el desarrollo de las aplicaciones biomédicas en el Oriente Cubano.

“Para quien conoce de esta tecnología de la resonancia magnética nuclear sabe que construir, concebir y diseñar un sistema como el que hicimos durante varios años, era un hito de países desarrollados, por el hecho de los altos precios en cuanto a comercialización, y por el conocimiento que trae el desarrollo de esas tecnologías”, aseveró el director de este centro.

Los especialistas de alto nivel, bajo limitantes de recursos, fueron capaces de concebir ese sistema, que durante años; prestó servicio de radiología a muchos pacientes, a partir de ese tomógrafo se detectaron diversas patologías en el ámbito clínico en el país.

Fue el punto de arranque para el desarrollo de otras aplicaciones que, en su momento, fueron investigaciones emergentes; pero que ahora son investigaciones sólidas en el campo de la biomédica, en el campo de procesamiento de señales e imágenes”, aseveró.

La unidad construye el éxito

La resonancia, como línea fundamental de investigación, ha erigido 3 tomógrafos y otros equipamientos biomédicos; que se han desarrollado y han sido exportados

No hubiera sido posible que el doctor Carlos Cabal concibiera esto, sin la presencia y el apoyo de nuestros jóvenes egresados de las universidades de todo el país. Físicos, químicos, biólogos, ingenieros en telecomunicaciones han permitido solidificar y contextualizar las aplicaciones nacidas de esos estudios.

El Dr.C. Alberto López Véliz director del Centro de Biofísica Médica reconoce el papel y la superación de los trabajadores para lograr investigaciones de referencia nacional.

“Nuestro Centro, con los primeros resultados obtenidos, se hizo visible en la palestra mundial; y hemos tenido colaboraciones con diversas universidades en todo el mundo, específicamente de Asia, África, América Latina, Europa, Estados Unidos y Canadá, y eso ha permitido una sólida formación de nuestros especialistas”, apuntó Véliz.

Esto ha posibilitado tener trabajadores en diversas esferas tales como biomédica, química, biofarmacéutica, así como el personal de apoyo. La resonancia, como línea fundamental de investigación, ha erigido 3 tomógrafos y otros equipamientos biomédicos; que se han desarrollado y han sido exportados.

Una nueva fase del centro

López Véliz añadió que todo este proceso de formación de especialistas y de investigaciones, propició el desarrollo de sistemas de inmunología médica como es el Imagis.

“El Imagis como sistema fue concebido para el tomógrafo; ha tenido metamorfosis a través del tiempo. A partir de proyectos como el VLIR hemos logrado una estabilidad y un despliegue, que estamos cubriendo hasta el próximo año, hasta el Occidente del país”.

Además el director del Centro de Biofísica Médica dijo “estamos desplegando en todo el país sistemas que complementaron esas investigaciones como el relaxómetro, para el estudio del tiempo de relajación en pacientes depranocítico”.

“Los primeros años fueron el ente catalizador de las investigaciones nuestras; pero  paralelo a eso, surgieron otras investigaciones en el campo de la angiología y la pletimografía, fundamentalmente con equipamiento que incluye el angiodin PD 3000”.

Indicó que, con el ALBA, se logró exportar a Venezuela alrededor de 200 equipos, instalados en varios centros de desarrollo integrado en ese país. “Ha sido un trabajo arduo, desde la resonancia pasando por la relaxometría, el desarrollo de equipamientos biomédicos”.

La ciencia como respuesta efectiva

Se continúa con el desarrollo de nuevas líneas de investigación, soportadas bajo las líneas de salud en la Universidad de Oriente, como un polo científico sólido en las tecnologías médicas

Mucho impacto ha tenido en la sociedad santiaguera la tecnología de rehabilitación asistida. La misma cuenta, hace algunos años, con un laboratorio de estudio de movimiento en el Hospital Clínico Quirúrgico “Juan Bruno Zayas”. Este laboratorio ha desarrollado metodologías para la detención de la cuantificación de trastornos, en individuos con algún tipo de discapacidad.

Se trabaja también en el desarrollo de metodologías computacionales y tecnologías de rehabilitación para pacientes con discapacidad. Son éstas tecnologías muy costosas que el país no puede importar.

“Por eso, en estos días, estamos preparando un Simposio sobre tecnología, rehabilitación asistida y gestión de movimiento, que por el interés de los expositores, ha patentizado la utilidad de estas tecnologías en Cuba”, destacó López Véliz.

Se continúa en el desarrollo de nuevas líneas de investigación, soportadas bajo las líneas de salud en la Universidad de Oriente, como un polo científico sólido en las tecnologías médicas.

“Estamos trabajando en metodologías de calidad para la reducción de dosis al paciente, utilizando sistemas de rayos X. Hemos desarrollado tecnologías que permiten, con técnicas, garantizar cuál es la dosis adecuada para disminuir el tiempo del equipamiento; así como el impacto que eso puede provocar en pacientes con algún tipo de afección”.

Tenemos cinco líneas de investigación. La primera, que es histórica, es la de resonancia magnética nuclear. La segunda versa acerca del desarrollo de tecnologías para equipos de angiología, y tiene un soporte de herramientas computacionales, con el objetivo de presentar nuevos equipos.

Contamos con una línea emergente, basada en el desarrollo de técnicas de rehabilitación muscular y estudio del movimiento.

Existe otra basada en la reducción de dosis al paciente; y la última línea, enfocada en la gestión de almacenamiento y procesamiento de imágenes médicas, representada por nuestro producto Imagis.

Universidad- Empresa: Alianza Estratégica

El Centro de Biofísica Médica está insertado en dos grupos de desarrollo orientado por las altas esferas: El grupo de equipos médicos, y el de robótica.

López Véliz indicó que “hay empresas que interactúan con nosotros tales como RETOMED y las del Ministerio de Industria Básica. La idea es que algunos de nuestros productos e investigaciones se inserten en empresas, a partir del desarrollo de algunos de estos sistemas”.

Recalcó además, la importancia que le brinda el Centro al vínculo Universidad-Empresa. “No podemos concebir ninguna de nuestras investigaciones sin la participación de la empresa, que es el ente capaz de acelerar estos procesos”.

Con el precepto de que el futuro de Cuba tiene que ser de hombres de ciencias el Centro Biofísica Médica, gracias a su desarrollo investigativo y a la formación de profesionales capacitados, escribe páginas de orgullo para la innovación tecnológica de nuestro país.

Día inaugural visita de Fidel 10 febrero de 1993
Día inaugural visita de Fidel 10 febrero de 1993

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.