Árboles: para respirar mejor!

Like

Los árboles desempeñan un papel fundamental, para mantener saludable el aire que respiramos. El arbolado contribuye a la sostenibilidad y a la mejora de la calidad de vida de las zonas urbanas.

Dentro del  paisaje urbano,  es un integrante activo del ecosistema de la ciudad; interactúa con el entorno, ejerciendo cierta influencia sobre este.

En su interacción con la ciudad genera múltiples beneficios: una regulación micro climática; sombras; captación de los contaminantes atmosféricos; mitiga los efectos del cambio climático; contribuye a reducir la contaminación acústica; mejora el ornato, y contribuyen al mejoramiento de la salud de las personas. A estos beneficios también habría que añadir los fisiológicos y psicológicos, entre otros.

Sin embargo, no se hace, generalmente, una selección adecuada de los árboles en las zonas públicas y viales de los entornos urbanos. Esto es observable en muchas zonas de nuestra ciudad, donde se han sembrado algunos con raíces agresivas, que propician el deterioro de los componentes de esos espacios exteriores: levantamiento de aceras, de pavimentos, muros, bancos, así como afectación en los tendidos eléctricos, entre otros.

De igual forma, se aprecia una gestión inadecuada para garantizar mantenimiento; se precisa mayor constancia en la poda, regadío y sustitución de especies enfermas.

La vegetación, en general, puede utilizarse en zonas urbanas, bajo el criterio de uso de envolventes verdes y muros verticales, empleando, además, especies comestibles, con la incorporación de: árboles frutales, trepadoras y arbustivas.

Los Jardines Verticales conocidos como Muros Verdes o Muros Vivos, surgieron como una alternativa para reverdecer las ciudades. Consisten en el recubrimiento total o parcial de una superficie vertical con plantas, lo que no solo ahorra espacio, sino que crea un gran zona visual y ambiental.

Ejemplo de Jardín Vertical.

Esta tecnología que integra la naturaleza, en su sistema, aporta un valor estético a las edificaciones, brindando una sensación de bienestar a las personas.  Son una forma de jardinería urbana que consiste en cubrir muros y otras superficies, logrando que las plantas crezcan de forma óptima. El resultado que obtenemos es una estructura de contención integrada con el entorno y respetuoso con el medio ambiente.

La envolvente verde es un sistema constructivo que tiene un acabado vegetal sobre grosor de tierra o sustrato, y es concebido especialmente para obtener beneficios ambientales.

En este sistema, la cobertura de vegetación puede ser total o parcial, horizontal o vertical, y estar compuesto por distintas especies de plantas de acuerdo con el diseño, propuesto en función del resultado visual o práctico que se requiera.

 

En conclusión, es necesaria una mayor concientización, de los organismos responsables de los proyectos que incluyen las áreas verdes, así como de los que, posteriormente a su sembrado, deben gestionar su mantenimiento.

Like

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.