Balance 2018: cumplimientos y desafíos

Elevar la calidad de la formación de los estudiantes en todos los tipos de curso, de tal modo que se garantice el desempeño profesional en todos los escenarios es el principal objetivo de la Universidad de Oriente (UO), evaluado este miércoles en el balance de los objetivos del año 2018.

En plenaria primero y en comisiones después, investigadores y autoridades de esta Alma Mater y del Ministerio de Educación Superior (MES) en nuestro país, analizaron los principales indicadores de áreas como la formación profesional y de postgrado, los impactos de ciencia, tecnología e innovación y los resultados en la gestión de recursos humanos, materiales y finacieros.

En 2018 se reporta un incremento del 5% de la matrícula en todos los tipos de curso. Se trabajó en la preparación en idioma inglés de los estudiantes categorizados por el Centro de Idiomas y se destaca la presencia de todas las asignaturas de todas las carreras en plataformas interactivas.

Con mucho énfasis fue analizada la educación de postgrado en la cual destaca la necesidad de la formación de jóvenes doctores. “Debemos pensar primero en la formación científica y luego en la docente, -explicó la Dra.C. Martha Mesa Valenciano, Viceministra Primera del Ministerio de Educación Superior en Cuba-  tenemos el reto de bajar el promedio de edad de los doctores a 30 años. Una formación sólida a nuestros jóvenes nos asegura un claustro preparado y comprometido, mucho más eficiente”.

Al finalizar el año se había incorporado al plan de formación intensiva un total de 44 profesores, quienes actualmente se encuentran en la fase inicial  de su formación general en la Escuela de Doctorado.

En 2018, se precisa en el informe, se enviaron para su ingreso 80 nuevos temas y de los 479 doctores con los que cuenta la Universidad de Oriente en la actualidad, se desempeñan como tutores 243. En todos los casos es una prioridad aumentar la formación de jóvenes doctores mediante resultados de investigación que contribuyan al desarrollo de la organización, del territorio y del país.

En cuanto a ciencia, tecnología e innovación se cumple con mejorar la visibilidad de los resultados científicos con publicaciones en los grupos 1 y 2. Actualmente se trabaja en la implementación de mecanismos que mejoren los servicios para la gestión de la propiedad industrial referida al registro de patentes, diseños, marcas, emblemas, derechos de autor. En el informe divulgado esta mañana se plasma que se mantendrá como estrategia la colaboración nacional y extranjera para la adquisición de recursos necesarios para el desarrollo de las investigaciones y la formación profesional.

En cuanto a la gestión de recursos humanos, materiales y financieros destaca el análisis de la necesidad de elaborar un informe que resuma las obras de impacto social, tecnológico, científico, en la infraestructura y otras áreas que ha tenido la UO. En esta comisión se sugirió profundizar en el mejor uso transporte, equipos de cómputo, protadores energéticos y recuperación de la infraestructura.

También se evaluó las necesidades actuales del recurso humano de este Centro de Educación Superior, respecto a lo cual se especifica la necesidad de atender con prioridad las causas de bajas en la institución y como consecuencia la puesta en convocatoria de las plazas vacantes y la calificación de las personas que acceden a ella.

Al Balance de la Universidad de Oriente, con el cual se dan por cumplidos los objetivos de todas las áreas de resultados claves, asistió un equipo de supervisores del MES y numerosos académicos e investigadores involucrados en todas las tareas mencionadas.

“Los objetivos de trabajo de la Universidad de Oriente fueorn evaluados este miércoles en el Balance anual de la institución”. Fotos: Rovier Mesa Rodríguez  y Jorge Velázquez Aguilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.