Alma Mater oriental desarrolló, con éxito, curso 2019-2020

Like
1

A pesar del azote de la pandemia a nuestro país, y de todo lo que conlleva la misma, el curso 2019-2020 inició y culminó exitosamente, en la Universidad de Oriente, con una matrícula total de 17 757 estudiante.


Un total de 6102 de ellos en 52 carreras del curso diurno; 10 991 en 46 carreras del curso por encuentro, 14 de las cuales tuvieron como escenario formativo los centros universitarios municipales.


Por su parte, 460 educandos se graduaron en 3 carreras del curso a distancia; y 204 estudiantes, pertenecientes 197 al curso diurno y 7 al curso por encuentros, estuvieron en 9 programas de la formación de educación superior de ciclo corto. De ellos solo 1 en modalidad semipresencial.


Constituyó un gran reto poder desarrollar el proceso docente educativo, y concluirlo satisfactoriamente, bajo las condiciones de excepcionalidad que se produjeron durante el mismo. Inicialmente estuvieron las ocasionadas por la contingencia energética en el primer semestre, y luego las provocadas por la pandemia de la Covid-19.


Estás últimas implicaron la extensión del segundo semestre por un período de 4 meses, debido a la interrupción de su normal desarrollo. Fue preciso emplearse en un arduo quehacer organizativo, de planificación y metodológico, para retomar coherentemente su continuidad en septiembre, bajo el estricto cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias.


Concluirlo, el 30 de noviembre del 2020 y realizar de manera exitosa los actos de graduación institucional, de las facultades y centros universitarios municipales, fue una verdadera proeza.


Este atípico escenario convocó a reajustar, y poner en contexto, las acciones concebidas en las estrategias educativas y de trabajo político ideológico, para lograr contrarrestar la subversión ideológica. Para esto fue necesario el uso de las tecnologías y las redes sociales, particularmente en el eslabón de base de la profesión.


Asimismo resultaron claves las actividades desarrolladas por el Observatorio Social Universitario, la Dirección de Marxismo Leninismo Historia, la Dirección de Comunicación Institucional, el Departamento de Enseñanza Militar, la Vicerrectoría de Extensión Universitaria y su Dirección de Extensión Universitaria, para favorecer la preparación de docentes y estudiantes; y enfrentar, con mayor efectividad, la subversión ideológica y la defensa de la Revolución cubana.


Durante el curso 2019-2020, a partir de metas y demandas propuestas a la Universidad de Oriente por la dirección del Gobierno y del Partido en la provincia, así como por entidades donde se desarrolla la práctica laboral investigativa de los estudiantes de las diversas carreras, se realizó el análisis de la participación de los mismos en tareas de impacto.

Con lo anterior se logró contabilizar la participación de 5468 estudiantes del curso diurno que, por diferentes vías, se incorporaron a este tipo de actividad; incluyendo todas las tareas de impacto económico y social derivadas del enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19 y la Tarea Ordenamiento.

Se desarrollaron 156 actividades y tareas de impacto. Entre los principales resultados se destacan:

-Participación en la pesquisa activa desarrollada en las comunidades de varios territorios del país (estudiantes de las facultades de Ciencias Sociales, Ciencias de la Educación, Cultura Física y de Ingeniería Eléctrica –Educación Eléctrica).

-Confección de nasobucos para su entrega a personas discapacitadas, ancianos y embarazadas (estudiantes de las facultades Construcciones y Ciencias Naturales y Exactas).

-Participación en grupos comunitarios de servicios de mensajería y asistencia integral a grupos vulnerables. Entrega de alimentos y artículos de primera necesidad a personas de riesgo (estudiantes de las facultades Cultura Física, Ciencias Naturales y Exactas, Construcciones, Ingeniería en Telecomunicaciones Informática y Biomédica, e Ingeniería Mecánica e Industrial).

-Incorporación masiva y sostenida de estudiantes en tareas de la producción de alimentos en organopónicos, polos productivos de la agricultura en los municipios San Luis, Contramaestre, Songo la Maya, Segundo Frente, Santiago de Cuba; como parte de la coordinación con las entidades productivas de los territorios. Así como la vinculación sistemática en acciones agrícolas desarrolladas en los patios productivos radicados en la propia universidad, cuyos resultados y producciones ya benefician la alimentación en los comedores obreros y centro de aislamiento.

De modo general, las tareas desarrolladas tuvieron un alto impacto en la comunidad universitaria y en los territorios donde se intervino. Se incidió, favorablemente, en el proceso formativo de los estudiantes, aumentando su protagonismo y sensibilización con la solución de los problemas territoriales. Lo cual, además, les posibilitó el desarrollo de habilidades asociadas al ejercicio de la profesión.

Durante el curso se logró la inserción de estudiantes de la UO a los consejos populares de la provincia Santiago de Cuba; con un acercamiento a su desempeño como futuros profesionales. Se manifestaron así valores como la solidaridad, perseverancia, colectivismo, humanismo, responsabilidad, lo cual mostró el sentido de pertenencia que poseen los jóvenes universitarios de estos tiempos; quedó evidenciado el resultado en el agradecimiento de las comunidades donde desarrollaron sus tareas.

Se lograron avances en este período, en el desarrollo de la formación integral y político-ideológica de los estudiantes, a partir de las acciones de las estrategias educativas y de trabajo político ideológico diseñadas y contextualizadas. Debido a la compleja situación causada por la Covid-19, se obtuvo un positivo resultado final, con la adquisición de nuevas experiencias desde el trabajo metodológico y desde lo particular.

Lograr, en una situación excepcional, la primera graduación de estudiantes de este plan, mostró la capacidad del claustro de profesores y, especialmente, de los estudiantes. Todos pudieron proyectarse para cumplir los fines propuestos, a pesar de la implementación de ajustes necesarios.

Como consecuencia de las limitaciones impuestas por la Covid-19, la suspensión de las actividades docentes y la necesidad de mantener la continuidad del aprendizaje, se implementaron diferentes alternativas y soluciones en relación con el calendario académico y las formas de implementación del currículo. Se utilizó una amplia diversidad de adaptación, priorización y ajuste. Para realizar los ajustes se tomaron en consideración las características de los planes de estudio de las carreras, los recursos tecnológicos y materiales, así como el tiempo transcurrido del curso.

En la adaptación, ajuste, flexibilización y contextualización del currículo se tuvieron en consideración: la priorización de los objetivos, la esencialidad de los contenidos y la atención a la diversidad de la comunidad educativa.

Como parte de la estrategia elaborada a nivel de la UO, por facultades y carreras, para enfrentar la contingencia epidemiológica impuesta por la Covid-19, se diseñaron diferentes acciones que posibilitaron la continuidad de estudios, en condiciones de aislamiento social y el desarrollo de un aprendizaje asincrónico.

En especial, se recuperaron contenidos a partir de medidas pedagógicas que permitieron la evaluación formativa, la aplicación de mecanismos de apoyo y compensación a los alumnos con dificultades. Así mismo fue importante la personalización de la evaluación y modificación de instrumentos y rúbricas, para favorecer una evaluación más asincrónica y abierta.

Especial atención se le concedió a la utilización de los dispositivos móviles y medios tecnológicos. Se crearon grupos de WhatsApp para profesores, para mantener la comunicación. Este grupo propició el intercambio metodológico entre docentes del claustro; quienes, a su vez, replicaban información a los estudiantes.

Se crearon también grupos de estudiantes con sus profesores en las diferentes asignaturas, lo que permitió la aclaración de dudas relacionadas con contenidos diseñados en las guías de estudio; se empleó el chateo en tiempo real.

Se utilizó también el intercambio, a través de aplicaciones nacionales, como el Sijú, con el uso del correo nauta, el Todus y la telefonía fija. Se recibieron, por esta misma vía, trabajos que habían sido orientados durante las consultas iniciales, con el correspondiente intercambio para su evaluación.

En general, se reconoce la necesidad de continuar perfeccionando las acciones que favorezcan una mayor sistematización en el uso de la web académica; considerando las potencialidades que brinda al proceso docente educativo y el papel que desempeñan los profesores en ese este; particularmente ante situaciones de excepcionalidad, como las experimentadas en el curso 2019-2020.

Like
1

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.