Mejores dirigentes, mejor dirección

La superación en Cuba es derecho de todo profesional que desee alcanzar una mayor preparación para el ejercicio de su profesión. Las opciones son varias: diplomados, maestrías y doctorados,entre otros.

Pero cuando se trata de cuadros y sus reservas el derecho se convierte en deber, pues dirigir es una tarea que involucra mayores responsabilidades, por lo cual la universidad juega un papel fundamental en este proceso.

Sobre el funcionamiento de este sistema el Dr. C. Doris Virgilio Licea Milán, Director de Postgrado de la Universidad de Oriente conversa con La Tablilla.

¿Cómo funciona el proceso?

Lo primero es aclarar que la superación es para todos, no solo para cuadros y sus reservas, sino para cualquier profesional que desee alcanzar mayor y mejor preparación.

Para los directivos, el proceso inicia con la interconexión de la universidad con las empresas, organismos e instituciones; y a partir de un diagnóstico que nos presentan donde se recogen sus necesidades e intereses, coordinamos qué formas de postgrado son las más adecuadas, en correspondencia con la preparación que tengan esos profesionales, la cantidad que sean y las aspiraciones de los centros laborales.

Sobre esa base organizamos el plan anual de superación, que se conforma durante noviembre o diciembre, generalmente, y se cierra el proceso de planificación en el mes de febrero, momento en el que realizamos un taller denominado Universidad-Sociedad, en el cual nos reunimos con los representantes de las empresas para intercambiar puntos de vista y llegar a consensos.

Luego se realiza un nuevo plan con un diagnóstico donde se especifican las características de cada cuadro o reserva.

La ejecución ya se realiza a través de cursos, entrenamientos, diplomado, maestrías y doctorados, dependiendo del nivel de cada cual.

Ya en la preparación de los directivos, ¿se intenciona más algún aspecto?

Sí, los entrenamientos. Ahora se realizan en los puestos de trabajo de cada cual, para que reciban dicha preparación con su equipo de trabajo, de esta forma el conocimiento llega a todos. Es una de las nuevas modalidades que estamos implementando, y hasta ahora los resultados han sido muy positivos.

¿La universidad prepara todos los cursos de postgrado?

No, existen algunos que son centralizados a nivel de país por el ministerio o las Asambleas de Gobierno. Hay diplomados que están regidos y diseñados por la escuela nacional de cuadros. Existe también una maestría en dirección que tiene un conjunto de temas aprobados, así como los doctorados que se actualizan sistemáticamente pero que están ya reglamentados y tiene normativas que no se pueden violar.

Es importante resaltar que cada provincia tiene sus particularidades por lo cual cada programa debe acondicionarse a ellas.

¿Cómo se evalúa el proceso?

Más allá de la evaluación simple cuando se termina el programa, lo más importante es analizar el impacto del proceso luego de que el cuadro se supera, realiza tu tesina o trabajo final y vuelve a su puesto de trabajo.

A partir de ese momento comenzamos aplicando metodologías, estrategias y entrevistas con las cuales, desde la ciencia, se van produciendo procesos de contacto con el trabajo que desempeña ese cuadro y podemos diagnosticar el impacto que ha producido el curso: si son capaces de aplicar lo que aprendieron, los procesos, métodos…y las herramientas para mejorar en la producción y los servicios.

Esto se realiza sistemáticamente, y en ocasiones realizamos talleres de intercambio de experiencias que nos permiten retroalimentarnos y continuar el ciclo cambiando, mejorando o perfeccionando lo que sea necesario, e inicia un nuevo proceso de superación de cuadros y sus reservas.

¿El proceso puede modificarse o se mantiene siempre igual, cumpliendo con las indicaciones del documento que lo rige?

Existe el Decreto Ley 350 del 2017 del Consejo de Ministros que indica a las universidades la responsabilidad que tienen con la preparación de los cuadros y las reservas, y recoge la necesidad de trabajar especialmente desde las nuevas perspectivas, con elementos flexibles y el trabajo en equipo, así como la intervención de los cuadros en el desarrollo local.

La universidad hace suyas estas directrices, pero las aplica atemperadas a las particularidades del territorio.

Dr. C. Doris Virgilio Licea Milán, Director de Postgrado de la Universidad de Oriente. Fotos de la autora

1 comentario sobre «Mejores dirigentes, mejor dirección»

  1. Interesante la explicación del Dr. Doris sobre la superación profesional. A veces existe el criterio erróneo en la sociedad de que solo la maestría y el doctorado son sinónimo de superación y se olvida que la superación es un proceso de preparación para un mejor desempeño tanto en el sector estatal como el no estatal, no importa la modalidad de posgrado en la que se desarrolla esa superación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.